230531115056 Chemin De La Viste Vieux Sauliac Via Caus Mos Clara Ferrand Wildroad2230531115056 Chemin De La Viste Vieux Sauliac Via Caus Mos Clara Ferrand Wildroad2
©230531115056 Chemin De La Viste Vieux Sauliac Via Caus Mos Clara Ferrand Wildroad2|Clara Ferrand
Un paseo entre el cielo y la tierra

La excursión favorita de Nathalie

Nathalie nos lleva de paseo por el sendero Pierre-Levée en Sauliac-sur-Célé, en el valle del Célé, con sus vistas panorámicas y sus impresionantes paisajes. El sendero, bordeado de muros bajos y bojes, nos sumerge en el corazón de las Causses du Quercy y, al final de la ruta, nos descubre los vestigios de la antigua Sauliac y sus impresionantes acantilados. Un fabuloso viaje a través de la historia y la naturaleza.

Sauliac-sur-Célé
Para los amantes del Causse y sus acantilados
Paseo familiar de 3,9 km - 1h30
Fauna y flora

y viejas piedras

Incluso antes de explorar el auténtico encanto de la antigua Sauliac, se dejará llevar mientras asciende por un sendero salvaje en el corazón de la vegetación típica de las Causses du Quercy. Los muros de piedra seca, bordeados de boj, acompañan nuestro paseo, susurrando antiguas historias de esta tierra misteriosa. El camino es pintoresco, con algunos lagartos tomando el sol y los pájaros arrullándonos con sus cantos. El tiempo parece detenerse en medio de esta naturaleza omnipresente, que nos guía hasta la cima donde se revela el dolmen de Pierre-Lev&e acute;e.

Entre la historia

y la naturaleza

Guiados por el grácil ballet de mariposas que parecen acompañarnos, volvemos sobre nuestros pasos hacia Sauliac. Aquí nos encontramos en el GR®651, la emblemática ruta Célé, muy frecuentada por senderistas y peregrinos, en el camino de Santiago de Compostela. El sendero pedregoso serpentea por el bosque de robles y arces de Montpellier. Al doblar una curva, aparecen nuevos vestigios del pasado: un antiguo establo de pastores en ruinas y una caselle típica, símbolo de la región de Quercy. Aquí y allá, sublimes orquídeas salvajes cautivan nuestra mirada, revelando la riqueza de la biodiversidad preservada del causse. Más adelante, a la sombra de los árboles, un recinto alberga un grupo de cabañas de piedra seca, vibrante testimonio de un saber hacer ancestral. A medida que avanzamos por el sendero cuesta abajo, el exuberante valle verde se despliega poco a poco ante nuestros asombrados ojos, prometiendo el punto culminante de nuestro paseo.

El cruce

del viejo Sauliac

Aquí estamos, suspendidos entre las nubes y tierra firme, en un camino de cornisa a lo largo de unmajestuoso acantilado que parece acariciar el cielo. Las vistas sobre el río y la antigua Sauliac, auténtica joya semitroglodita, son espectaculares. Las casas encaramadas al acantilado son impresionantes, mientras que el castillo de Géniez se alza orgulloso junto al río. Incluso hay una cueva con un establo. Nos acercamos al final de nuestro paseo, sólo nos quedan unos cientos de metros por la antigua pista para atravesar el pueblo ancestral, que tenía unos 90 habitantes en 1836. Ha sido un paseo inolvidable.

Un sitio protegido

Natura 2000

Este último tramo del sendero es también un lugar Natura 2000, una zona de protección crucial para las golondrinas que anidan aquí en gran número, pero sobre todo para los murciélagos. Se han introducido medidas de conservación para proteger a estas preciosas especies.

Hacia otras aventuras

Cerrar